website stat

miércoles, diciembre 06, 2006

Batman: La Broma Asesina

Ya que he posteado una pequeña reseña sobre mi incursión en el universo DC, he decidido que poco a poco iré posteando algunas de las reseñas que deje en el foro de PAMMHG. Ésta fue la primera que hice aunque con algún retoque y la verdad es que me costó bastante trabajo redactarla porque me falta experiencia al escribir y cierta destreza a la hora de mostrar mis opiniones, pero todo es cuestión de práctica :P.



Mi primera reseña... Veamos que tal queda... Confused.
Viendo que alguno por este foro ya ha intentado etiquetarme como Marvel Zombie, he decidido releerme esta historia de Batman y comenzar mis reseñas con ella.

Antes de nada, me gustaría aclarar que Batman nunca me ha llamado la atención en lo que se refiere a los comics. Aunque las películas, tres de ellas, me encantan y también era un ferviente seguidor de la serie de animación. Pero el Joker, siempre me había parecido uno de los mejores villanos de comic que hayan existido a pesar de no haber leído nada suyo. Es alguien que da mucho juego y un personaje la mar de interesante. Así que un día cuando me recomendaron "La broma asesina", la leí más que nada porque me llamaba la atención que fuese Alan Moore y porque por fin podría leer una historia del Joker. Considerada por muchos la mejor historia sobre él.
La leí y vi que entendí algunas cosas mal. Porque, por ejemplo, no sabía yo que la piel el Joker era así en lugar de ser pintura.
Tras esta relectura, he acabado más satisfecho que la vez anterior. Alan Moore es un guionista, que sin ser mi favorito, me encanta.

Entrando ya en materia, esta historia alterna la acción del presente con el flashback de como el Joker se convirtió en lo que es. En mi opinión, hay dos elementos que hacen de esta obra una lectura imprescindible. El primero es que Moore comienza introduciendo la historia con el conflicto moral de Batman sobre que el Joker y él acabarán matándose. Simplemente por esto supe que me iba a gustar, sabiendo que eso más adelante volvería a tener relevancia. Y el segundo, la gran forma de alternar el flashback del Joker, y su maestría contándolo, con la acción presente.
Moore nos muestra un Joker decidido a demostrar que no hay tanta diferencia entre él y el resto del mundo. Que cualquiera que tenga un mal día puede acabar como él. Y no repara en gastos para demostrarlo. Con su crueldad habitual (hablo de oídas, claro) ejecuta su “gran función” tratando de llevar la mente humana hasta el límite de la locura. Asimismo, en ningún momento se dice el nombre del Joker y lo mejor de todo es que no hace falta y ni te preocupas por ello.
También nos encontramos con un Batman que no deja de hacerse preguntas sobre su destino y el del Joker, ya que ambos caminos parecen destinados a acabar a la vez.
Mención especial para la propuesta de Batman al final de la historia y la respuesta del Joker. “¿Qué te crees? ¿Qué estoy loco? ¡La apagarías cuando estuviera a mitad de camino!”

Sobre Brian Bolland qué decir. A pesar de que para mí es un completo desconocido, hace un gran trabajo. Especialmente con el Joker, al que dota durante toda la historia de una gran expresividad. La página en la que sufre el accidente y le cambia el rostro es sencillamente escalofriante.

Una historia corta pero un gran comic. Si te gusta Alan Moore o el Joker no te la pierdas. Y si dudas sobre su lectura, échale un vistazo que seguro que no te arrepientes.

Valoración: 8'75/10